Fellowes logo and banner

Cómo elegir las cajas adecuadas para tu mudanza

Cómo elegir las cajas adecuadas para tu mudanza.

Aunque tengas por delante la mudanza de una casa repleta de objetos y muebles acumulados durante años, empaquetar correctamente te ayudará a reducir el estrés del traslado.

Elegir y utilizar las cajas adecuadas es una de las formas de hacer que tu mudanza resulte mucho más sencilla. Además de agilizar el proceso y ahorrar tiempo y energía, te ayudará a ordenar y colocar las cosas más fácilmente en tu nueva casa.

¿Por qué elegir cajas de cartón ondulado?

Resistencia

Resistencia

Las cajas de mudanza suelen ser más resistentes que las normales de cartón. Todas las cajas de mudanza BANKERS BOX® han sido fabricadas con cartón ondulado de doble grosor, que las hace mucho más resistentes que las cajas de embalaje normales.



Ahorro de espacio

Ahorro de espacio

Las cajas de cartón ondulado se entregan en un paquete plano, con lo que ocupan el mínimo espacio hasta el momento de su uso. Una vez llenas, pueden apilarse de manera segura en varias cajas de altura, dependiendo del tipo de caja. Algunas pueden volver a doblarse y convertirse de nuevo en un paquete plano después de su uso, facilitando su almacenamiento.



Facilidad de uso

Facilidad de uso

Las cajas de mudanza SmoothMove™ Prime se montan de forma rápida y fácil. Muchas de ellas han sido diseñadas para permitir el acceso rápido a su contenido y cuentan con asas reforzadas que facilitan su transporte.



Más ecológicas

Más ecológicas

Las cajas de mudanza BANKERWS BOX® están fabricadas con materiales reciclados, son reciclables y cuentan con la certificación FSC®, que garantiza que provienen de bosques sostenibles. De esta forma, se trata de una opción más ecológica.



Elección

Independientemente de que lo más importante en tu mudanza sea el presupuesto, la comodidad o el ahorro de tiempo, tenemos una solución de cajas de mudanza para ti.

Las cajas básicas normalmente deben ser selladas con cinta adhesiva en la parte superior e inferior, mientras que nuestras cajas de mudanza manuales y las SmoothMove™ Prime no la necesitan, con lo que ya hay algo menos de lo que preocuparse en la mudanza.

Las cajas de carga clásicas cuentan con pestañas superiores que encajan para formar una tapa, mientras que nuestras cajas de mudanza manuales clásicas presentan unos útiles agujeros de asas reforzadas cuando se cierra la tapa.

Las cajas de mudanza SmoothMove™ Prime cuentan con FastFold®, un sistema de base de montaje automático que facilita su ensamblaje. Ofrecen además la ventaja adicional de sus agujeros de asas reforzados, que aparecen cuando se cierra la tapa, además de poderse plegar fácilmente para ser almacenadas.

Pasos sencillos que facilitarán tu mudanza

Si tienes previsto cambiarte de casa en los próximos meses, te explicamos seis formas de facilitarte la vida:

1. Deshazte de cosas

Llévate a tu nueva casa solo aquello que necesites, y vende, dona o recicla todo aquello que no quieras varios meses antes de la mudanza. Quizás te parezca aún más trabajo, pero deshacerte de todo lo que no quieres te permitirá calcular con mayor exactitud el número de cajas que necesitarás y, además, sabrás que solo te llevas a tu casa nueva aquello que realmente quieres. De no hacerlo, puedes acabar con una habitación llena de cajas que puede que nunca llegues a abrir.

2. Organiza por habitaciones

Un par de meses antes de la mudanza, echa un vistazo a todo lo que tienes previsto empaquetar, habitación por habitación y, a continuación, asigna cada cosa a una de estas tres categorías: pequeño y pesado, peso medio o grande y ligero. Establecer cuántos objetos tienes en cada categoría te permitirá calcular con mayor facilidad cuántas cajas grandes, medianas y pequeñas necesitas para cada habitación.

3. Piensa a lo pequeño

Es fácil no darse cuenta de la cantidad de objetos pequeños y pesados que hay en una casa, desde los libros y juguetes al menaje de cocina. Las cajas pequeñas, que suelen medir unos 305 x 305 x 405 mm son las más adecuadas para estos objetos, y es probable que vayas a necesitar varias cajas pequeñas para cada habitación. Ten cuidado de no cargar las cajas con más de 20 kg, ya que este es el peso máximo que una persona puede levantar de forma segura.

4. Peso medio

Para los objetos de peso medio, como la ropa, necesitarás cajas medianas. Las medidas suelen ser 405 x 405 x 460 mm.

5. Piensa a lo grande

Las cajas grandes, de unos 460 x 460 x 610 mm, han sido diseñadas para los objetos voluminosos pero ligeros, como la ropa de cama y las toallas. Estas cajas no deben incluir objetos pesados, y una vez llenas, no deben sobrepasar los 20 kg.

6. La caja del primer día

No te olvides meter en una caja las cosas básicas que necesitarás para la primera noche o el primer día en tu nueva casa. Hay bastantes cosas que te harán falta cuando llegues y que deberías empaquetar en una caja claramente identificada. Algunas cosas que podrás necesitar son un hervidor eléctrico de agua, tazas, té, café, tentempiés, jabón de lavavajillas, trapos de cocina y para el polvo, papel higiénico, jabón, gel, champú, toallas, pijamas y ropa para cambiarse para cada miembro de la familia.